Quienes padecen esta patología y la mantienen controlada pueden practicar running con normalidad. ¿Sabes qué cuidados hay que tener?

¿Te suenan Paula Radcliffe y Haile Gebrselassie? Estas dos figuras mundiales de la historia del maratón no solo tienen eso en común: ambos también padecen asma. Esta enfermedad respiratoria crónica produce una inflamación y estrechamiento de las vías que conducen el aire a los pulmones y que se puede agravar si se presentan ciertas condiciones o factores, como humedad excesiva en el aire, temperaturas bajas o agentes irritantes: ácaros del polvo doméstico, cloro, humo de tabaco y pólenes, entre otros.
El asma se caracteriza por ataques recurrentes de disnea (dificultad respiratoria) y sibilancias, que pueden manifestarse varias veces al día o a la semana, y en algunos casos empeoran durante la actividad física o por la noche. La gravedad de los síntomas es variable según el paciente.
Pese a sus efectos, tanto Paula como Haile y muchos otros corredores asmáticos han podido desplegar todo su potencial sin ninguna limitación, aunque ateniéndose a los cuidados que esta patología requiere.

Sin Contraindicaciones

Ratificando lo anterior, el Dr. César Kalazich, especialista en Medicina Deportiva de Clínica MEDS, asegura que no está contraindicado correr con asma. “Todo lo contrario. Los protocolos de manejo de la enfermedad incluyen la actividad física para la rehabilitación respiratoria. Es importante, sin embargo, que el paciente tenga un asma estable o controlado con los medicamentos adecuados y en las dosis correctas. Por lo tanto, un asmático descompensado o en crisis no debe realizar actividad física hasta que se estabilice”, recomienda.
Para que el runner asmático pueda mantenerse corriendo sin problemas debe andar siempre con su inhalador de Salbutamol. Aconseja al respecto: “Si previo a salir a correr está levemente obstruido debe realizarse inhalaciones hasta que cedan los síntomas, y lo mejor es que planifique un entrenamiento más suave. Y si suele obstruirse levemente con el ejercicio es conveniente que se inhale antes de correr o entrenar”.
Cualquiera sea el caso, un runner con un asma controlada, y que porta siempre sus medicamentos, es capaz de correr cualquier distancia, incluyendo maratones y ultramaratones.
Sobre si deportes como el running pueden inducir la aparición de esta patología, el Dr. Kalazich sostiene que “no hay estudios que indiquen que el running per se induzca el asma. Sin embargo, estadísticamente hay una relación con el deporte de alta intensidad (aunque principalmente con disciplinas de invierno y de agua) y la aparición de síntomas de broncoconstricción inducida por ejercicios en pacientes que cuando niños no tenían asma”.

Muy Buenos Resultados

El médico deportivo de MEDS destaca que “las indicaciones de ejercicio en asmáticos ya tienen varios años y son parte fundamental de la rehabilitación y de la calidad de vida óptima que deben llevar estos pacientes”. De hecho, el Comité Olímpico Internacional tiene un panel de expertos en asma. Kalazich añade: “El seguimiento de los atletas asmáticos o con broncoconstricción inducida por ejercicio ha arrojado estadísticas muy interesantes, como que los atletas olímpicos con esta patología obtienen hasta mejores resultados: en Salt Lake City 2002, el 5,2% de deportistas asmáticos logró el 15,6% de las medallas; en Atenas 2004, el 4,2% obtuvo el 5,4% de las preseas; en Turín 2006, el 7,7% consiguió el 14,4 del oro, plata y bronce en disputa; y en Vancouver 2010, el 7,1% de los competidores asmáticos se quedó con el 11,8% de las medallas”.