Las runners que usan sostenes o sujetadores deportivos corren más cómodas, reducen el movimiento de sus pechos hasta en un 50% y disminuyen la tensión de los ligamentos de la zona.

Si llevas años en el running, ya no te debería dar lo mismo usar cualquier sostén al correr. Así como te preocupas de escoger con paciencia el modelo de zapatillas que se adecue a tu pisada y te aporte la mayor comodidad y amortiguación posible, es el momento que integres a tu indumentaria deportiva un sujetador especializado. Y no lo decimos nosotros, sino que la propia ciencia.
Como primer dato, un estudio desarrollado por la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) sobre la utilidad de los sujetadores deportivos, reveló que el 75% de las mujeres que realizan regularmente ejercicio no utiliza esta prenda. Entre las conclusiones del análisis figura que el 80% de los médicos entrevistados estuvieron de acuerdo en que con el uso del sujetador adecuado disminuye la tensión de los ligamentos de Cooper que, una vez dañados, no se pueden reparar.

 

Además, la investigación demostró que su empleo, al momento de practicar disciplinas como el running, reduce el movimiento de los pechos hasta en un 50%, lo que retrasa su caída a mediano y largo plazo.

Más Cómodas

También en el Reino Unido, un grupo de investigadores de la Universidad de Portsmouth estudió el efecto del ejercicio de alto impacto en los pechos femeninos. ¿Qué encontraron? que aunque la creencia común es que los pechos se desplazan de arriba hacia abajo cuando se corre, también se detectan movimientos hacia los lados y hacia delante y atrás.
“Si los pechos no están protegidos de un modo adecuado, todos esos movimientos no solo harán que tengas un entrenamiento más incómodo, sino que provocarán que los pechos se cuelguen prematuramente”, sostiene el estudio.
El documento explica que el tejido del pecho es muy delicado y tiene muy pocos músculos que lo soporten, por lo que se debe mantener sujeto para evitar que se deforme. “Y la mejor manera de conseguirlo es usando un sujetador deportivo con una buena sujeción”, precisa.
Los expertos añaden que los ejercicios que se suelen hacer en el gimnasio para tonificar los músculos pectorales no funcionan demasiado si los pechos ya están caídos.
Aunque esbozadas más arriba, Julie Igarashi, Vicepresidenta de Global Design de Nike Women Training, destaca las cualidades que debe tener un buen sostén deportivo: “Ajuste y soporte correcto son dos elementos clave, además de adaptarse completamente al cuerpo en movimiento. Un sujetador que no se acomode de manera perfecta a la atleta le da motivo suficiente a ésta para abandonar el entrenamiento”.
La marca global, consciente que la mayor parte de las mujeres utiliza una talla equivocada de sujetador, creó el sistema Nike Pro 360 Fit System, que se sirve de una calculadora creada también por Nike para ayudar a las mujeres atletas a escoger su medida ideal en modelos que tienen hasta 25 tallas.

Elasticidad, Compresión…

Nike, adidas y otros reconocidos fabricantes de ropa deportiva ofrecen sus sujetadores destacando las muchas ventajas de este producto: diseño versátil, alto nivel de elasticidad, mayor consistencia y compresión, copas completa o parcialmente modeladas y con tecnología para liberar la humedad de esta zona, malla elástica en la espalda para una mejor ventilación, tirantes ajustables para un mayor confort, copas acolchadas o con relleno extraíble que contribuye a dar forma a los senos e incrementa la sujeción, costuras suaves, bandas serigrafiadas…
¿Ya te decidiste?