Los pulsómetros pueden ser muy buenos aliados para tus entrenamientos. Acá revisamos algunos adelantos de estas tecnologías.

¿Sabes qué es un pulsómetro? En términos generales son monitores que miden en tiempo real la frecuencia cardíaca de quien lo usa. Eso ayuda a los atletas a controlar el nivel de esfuerzo en el ejercicio, y entrega datos relevantes para cuidar su salud y mejorar su rendimiento. Entre sus funciones más conocidas y usadas está la programación de rangos de entrenamientos según una serie de datos como edad, sexo, peso, pulso en reposo, pulso máximo teórico de acuerdo al nivel de preparación del deportista. Asimismo, permite programar rangos de zonas de entrenamientos teóricos (aeróbico, regenerativo, umbral anaeróbico, consumo de oxígeno, etc.) asociadas a la intensidad con que el deportista va a trabajar; en estos casos el reloj puede avisar cuando se sale de la zona programada. Los pulsómetros también pueden calcular el consumo de calorías y de oxígeno, y testear el nivel de condición física.
Hasta hace poco su presentación era la de un reloj cronómetro junto a una banda elástica con sensores que se coloca en el pecho a la altura del corazón para registrar las pulsaciones y mostrarlas de manera casi instantánea, a través de la pantalla del reloj.
Sin embargo, las marcas que desarrollan estas tecnologías han ido introduciendo mejoras y adelantos para entregar mayor utilidad y comodidad a los usuarios. A continuación revisamos algunos de ellos.

Sin Banda Cardiaca

La marca TomTom ha desarrollado un reloj pulsómetro con GPS sin banda cardiaca pectoral, que mide las pulsaciones directamente en la muñeca a través de un sensor óptico integrado a la parte trasera del dispositivo, que capta las variaciones del flujo sanguíneo a través de la piel.
TomTom Runner Cardio ha sido especialmente diseñado para corredores: es liviano, cómodo, resistente al agua y su batería dura hasta 10 horas. Permite comparar el rendimiento entre carreras y consultar en tiempo real en qué punto se encuentra el atleta en relación con su mejor o última carrera, para continuar mejorando.

En este pulsómetro se pueden establecer objetivos de distancia, tiempo o quema de calorías para una carrera o entrenamiento, y el reloj avisa con alertas vibratorias y acústicas los avances.

También permite hacer seguimiento de carrera en interiores de recintos como gimnasios y en bandas trotadoras.
Cuenta con cinco modalidades de intensidad de entrenamiento: Sprint (usada principalmente para los intervalos), Speed (ritmo alto para mejorar la velocidad), Endure (ritmo moderado a alto para mejorar la capacidad pulmonar y cardiaca), Fat Burn (ritmo moderado para quemar grasa y perder peso) y Easy (ritmo fácil para calentamientos y estiramientos). Una vez establecido un objetivo de ritmo o frecuencia cardíaca, el reloj alerta de forma instantánea si el runner se encuentra en la zona de entrenamiento correcta. Además, podrá comprobar en un sencillo gráfico a pantalla completa el progreso de la carrera o entrenamiento.
Es compatible con múltiples plataformas, lo que permite analizar y compartir los progresos del atleta a través de las aplicaciones y sitios web.
Otras cualidades de TomTom Runner Cardio que favorecen a sus usuarios son: pantalla extra grande de alta resolución y contraste; diseño ultrafino que se adapta a todos los tamaños de muñeca; botón de control único intuitivo que facilita el desplazamiento por los menús y el acceso a sus funciones; pantalla súper resistente a golpes y arañazos.

Con Sólo un Toque

Timex es otra empresa que constantemente incorpora novedades a sus relojes para poner a disposición de sus usuarios funciones de gran utilidad. Por ejemplo, el modelo Target Trainer es un reloj que con un simple toque en la pantalla el usuario puede guardar su registro de actividad sin tener que presionar ningún botón. Además, posee 200 Laps de memoria, timer con intervalos con la opción de personalizar los nombres de los intervalos de entrenamiento, alarma de hidratación y alimentación.
Otro modelo como el Run Trainer 2.0 cuenta con las mismas características del anterior, pero además integra GPS, visualización de tres informaciones en pantalla, medición de velocidad, distancia y display invertido.
“Estas tecnologías permiten a los corredores llevar un entrenamiento personalizado, ya que pueden seleccionar diferentes modos de actividad como calentamiento, entrenamiento ligero, medio y duro, alarmas vibratorias de hidratación y alimentación en entrenamiento y competencia, visualizar en Training Peaks su desempeño y avance”, comentan en Timex.
Añaden que de acuerdo a su experiencia de venta en nuestro país, cada vez son más los deportistas que están incorporando en sus rutinas de entrenamiento el monitoreo del ritmo cardiaco. “Timex en Chile ha puesto especial énfasis en este tema y hoy contamos con una alianza estratégica con los centros de entrenamiento DMOOV, los cuales ofrecen a todos los socios del gimnasio el monitoreo del ritmo cardiaco en tiempo real.
Adicionalmente, Timex cuenta con un módulo dedicado al uso del monitor del ritmo cardiaco dentro del programa Education Program impartido por Speedwork, enfocado a profesionales de la disciplina del deporte. Esta alianza tiene 5 años y uno de sus objetivos es crear en el deportista tanto amateur como de nivel competitivo, el hábito de monitorear el entrenamiento y llevar la data, en especial del corazón, rutina que naturalmente no existía, en especial en el mundo amateur”, apuntan.

Dinámicas de Carrera

La empresa Garmin también ha incorporado adelantos a sus pulsómetros. Su gerente comercial en Chile, Federico Barros, expone: “Con la llegada del Forerunner 620, Garmin incorporó las dinámicas de carrera, tres métricas que permiten determinar qué tan eficiente es la forma de correr. La banda cardiaca HRM-Run tiene un acelerómetro, que mide el movimiento del torso cuando corre para calcular estas métricas. La cadencia es el número total de pasos que realiza por minuto, combinando el pie derecho y el izquierdo. La oscilación vertical es el grado de “rebote” que existe en el movimiento de su carrera, y se mide en centímetros. El tiempo de contacto con el suelo es la cantidad de milisegundos que el pie permanece en la superficie durante cada paso de la carrera”.
El ejecutivo también anuncia la llegada de nuevas bandas cardiacas para mejorar la experiencia del deportista. Una es la banda HRM-Swim que es antideslizante lo que lo hace ideal para la piscina. Y otra es HRM-Tri, que se caracteriza por su suavidad y comodidad. Ambas almacenan la información de frecuencia cardiaca y la reenvían al reloj una vez que está fuera del agua.
Federico asegura que todas estas tecnologías “permiten tener más y mejor información durante todo momento, dando la posibilidad de detectar las oportunidades de mejoras para que nuestra forma de correr sea más eficiente. En la natación permite tener información de frecuencia cardiaca al instante y de forma precisa”.
Agrega que en corredores más avezados el uso de frecuencia cardiaca es fundamental para ir mejorando con cada entrenamiento, ya que trabajan de manera diferenciada a distintas frecuencias cardiacas para conseguir distintos resultados. “Además permite definir cuáles son los máximos y hasta dónde se puede exigir durante una competencia. A pesar de lo anterior, esta cultura aún no está tan masificada y debemos orientar más a esta gran masa de nuevos corredores que están empezando en el running”, advierte.

Mayor Alcance

La marca Polar, en tanto, resalta que en sus últimos modelos, por medio de la trasmisión en recintos cerrados tiene un alcance codificado de 60 metros. Así lo destaca María Victoria Ureta, quien agrega que sus pulsómetros tienen desarrollado un sistema de entrenamiento outdoor con GPS incorporado. “En ambos casos la información queda en una nube personal del usuario”, acota.
Agrega que la tecnología Polar es la única compatible con las máquinas cardiovasculares que usan los gimnasios y además se puede conectar con Mac y Android
María Victoria indica también que los GPS que se han diseñado para los últimos modelos como el V800 conectan en solo 6 segundos. “A eso se suma que tiene Test V02 (Fitness) Test Jump, etc.; predice la hora de llegada de una carrera; en entrenamientos estima cuánto demoraría en completar una carrera más larga”, concluye.

*Artículo publicado en Run for Life n° 49, septiembre de 2015